28 de febrero de 2014

Carta de amor a Outlander, de la escritora Diana Gabaldon.


La publicación original en inglés fue escrita por Aniko Eva Nagy para el blog heroesandheartbreakers.com



"¿Por qué leer la saga Outlander de Diana Gabaldon nos vuelve amantes ardientes de la misma a tantos de nosotros? Terminamos absorbiendo casi todo ( y disfrutando la zambullida) en las más de 800 páginas de cada libro. No son sólo Jamie y Claire quienes nos atrapan , sino también dialectos que parecían impenetrables en la primer lectura, descripciones de la vida cotidiana de Escocia del siglo XVIII, incluyendo la recolección de plantas medicinales y condiciones sanitarias imposibles de creer. Pero nos encanta, y soñamos con la clase de mundo de Outlander, como si hubiera algo en él que nos conduciría a dejar de lado una vida de inodoros, antibióticos y tampones, si nos dan la oportunidad.


Una de las respuestas es que el amor es seductor en sí mismo . Y Outlander es una especie de carta de amor a, bueno,  el amor. Pero también es una carta de amor a la novela, a la imaginación, a los sentidos que pueden ser despertados simplemente a través de las palabras de una historia. 


Outlander tiene los caracteres necesarios para realmente golpearnos con la idea de como puede ser el amor romántico, aunque sólo sea en una novela. Otras historias de amor han sido escritas, incluso de amor a través de los siglos , pero es difícil encontrar una historia que nos despierte sentimientos tan intensos y tal apego a sus protagonistas de la forma que lo hace Outlander. Jamie y Claire parecen tener lo que todos quieren y algo más, la inteligencia y delicada tenacidad de ella y la musculatura salvaje e intelecto refinado de él. ¿Cuántos idiomas habla el buen hombre?


Ambos son valientes pero vulnerables, y con esa vulnerabilidad crean una hermosa intimidad desnuda que se produce cuando se baja la guardia. A los que narran historias les gusta hacer eso, ¿verdad? Y Gabaldon lo  ha hecho, con resultados encantadores y deliciosos .



Ambos también son egoístas, o, al menos, obstinados y con poca predisposición para hacer lo que el otro desea, si va en contra de lo que necesitan. Claire atrae continuamente peligro hacia sí misma y hacia los demás. Jamie le dice a Claire que él va a decirle por qué se casó con ella cuando quiere y sólo si él quiere . Aaaaaargh ! ¿Quién se cree que es? Y, sin embargo , no es eso parte de su encanto ?



Así que, realmente , Outlander celebra - y eleva a una posición superior - algunas de las convenciones que hacen magníficas a las historias de amor. Necesidad . Tiempos turbulentos . La pareja improvisada, los amantes con defectos y virtudes que parecen realmente humanos y se corresponden más con los términos  'héroe' y 'heroína', que los personajes de otras tantas novelas, muy coloridos , pero no tan 'genuinos'. Crear una historia tan expresiva con lo mejor de la aventura y el romance es, en sí misma, una expresión de amor y aprecio por la narración. Es una carta de amor.



Luego están las cosas aparentemente pequeñas.



Está muy bien que esta pareja romántica nos contagie el bicho del amor febril, pero ¿cómo se explica el placer de leer página tras página sobre el trabajo de Claire en el dispensario? ¿Cómo es posible que algo aparentemente tan mundano nos pueda sumergir en su mundo con tanta eficacia como los rituales paganos, dagas y espadas, y las intrigas de la familia? ¿Y cómo nos devoramos las voces fuertemente acentuadas? Eso puede ser tan engorroso para el disfrute de un libro, pero aquí es sólo uno de los muchos detalles que impregnan la novela para crear el efecto "al vacío". Nos adentramos en la historia.



Gabaldon parece encantar con cada palabra . ¿No tienes la sensación de que cada una fue amorosamente puesta en cada hoja? Me imagino que la realidad tiene un poco más que ver con un arduo trabajo intelectual y una buena computadora, pero parece una obra de amor. Es como si la imaginación de Gabaldon sudara la historia en el papel. Y ahora tenemos algo maravilloso en nuestras manos a la espera de ser arrullado. Esos son los resultados a largo plazo de una carta de amor eficaz.



Por último, están las escenas de amor propiamente dichas, que van a la par de la historia y logran evocar suficiente emoción  para hacer que la lectura sea difícil a veces . Y son muy eficaces en la revelación de carácter. Las escenas de amor en realidad se las arreglan para conducir la trama hacia adelante, al afectar a los personajes. Todo en la novela contribuye de alguna manera - el estado de ánimo , el desarrollo del personaje, la trama. Y, así, Forastera nos seduce.



Justamente como debería ser una carta de amor."


Aniko Eva Nagy lee, enseña y escribe en Boston , Massachusetts , a la cual se siente feliz de llamar su ciudad natal, tal vez una de las mejores ciudades para un amante de los libros. Visita su blog, tipsywords.wordpress.com, con pensamientos sobre la alegría de los libros, y mucho mas.

Adelanto de "Written in My Own Heart's Blood" (Octavo Libro)

La publicación original, en inglés, se encuentra en la página de Facebook de Diana Gabaldon.
Traducción: Patricia Ransom
 ‪#‎moby‬ ‪#‎elcuerpoeléctrico‬

Sin embargo, su mente no dejaba de lado el asunto "Electromagnetismo...."
Los cuerpos tienen campos eléctricos, ella lo sabía bien. ¿Era por eso por lo que no te desintegrabas cuando viajabas? ¿Éste campo mantenía tu integridad el tiempo suficiente para que pudieras saltar? Ella suponía que se podía explicar lo de las piedras preciosas: podías viajar con la fuerza de tu propio campo si tenías suerte, pero la energía liberada de los enlaces moleculares se convertían en cristal que podría dañar ese campo, por lo tanto......

"Joder" dijo, el exceso de trabajo mental le pedía que parara. Miró con aire de culpabilidad el pasillo que llevaba a la habitación de los niños. Ambos conocían la palabra, pero no debían pensar que su madre la utilizaba

Se dejó caer para terminar el vino y dejar a la mente que deambulara libre, reconfortada por el distante sonido de las olas. Aunque a su mente no le interesaba el agua; seguía centrada en la electricidad.

"...Yo canto al cuerpo eléctrico..." dijo ella suavemente ."......Los ejércitos de aquellos a quien amo me abrazan......" (POEMA DE Walt Whitman)

Ahora que pensaba. Quizás Walt Whitman había dado con algo..... porque si la atracción eléctrica de "los ejércitos de los que amo" tenían consecuencia en los viajes en el tiempo, explicaría el efecto de fijar la atención en una persona específica, ¿podría ser?

Se vio de pie en las piedras de Craig na Dun, pensando en Roger. O en las de Ocracoke, con la mente fija fuertemente en sus padres - había leído todas las cartas ahora; sabía exactamente dónde estaban..... ¿habría alguna diferencia? Un instante de pánico mientras intentaba visualizar la cara de su padre y buscaba a tientas a Roger.......

"....La expresión de la cara no admite explicación......" La siguiente línea sonó con dulzura en su cabeza ".... pero la expresión de un hombre cabal no sólo está en la cara...."

Está en los miembros y en las coyunturas también, está, curiosamente, en las coyunturas de las caderas y de las muñecas,

Está en su andar, en el porte de su cuello, en la flexión del talle y de las rodillas; la ropa no la oculta;

Su fuerte y dulce identidad se abre paso a través del algodón y la franela,

Verlo pasar expresa tanto como el mejor poema, y acaso más,

Os detenéis para mirar su espalda y su nuca y sus hombros"

No recordaba más, pero no lo necesitaba, su mente se había calmado

"Sé que estás en algún lugar" dijo suavemente a su esposo, y elevó el vaso "Sláinte"

27 de febrero de 2014

Adelanto de "Written in My Own Heart's Blood" (Octavo Libro)

 
 
La publicación original, en inglés, se encuentra en la página de Facebook de Diana Gabaldon, y fue traducida al español por Patricia Ransom.
 
 ‪#‎moby‬ ‪#‎modales‬

Doble la tela en un cuadrado pequeño y utilicé las pinzas para sumergirla en un caldero hirviendo, después la extraje y la moví para enfriar la compresa lo suficiente para poder exprimirla y utilizarla. Joanni suspiró, inquieta en el taburete.

"No te frotes el ojo" dije automáticamente, viendo como su puño iba directamente hacia el gran orzuelo rosado de su párpado derecho. "No te preocupes, no tardaré mucho"

"Sí, llevará mucho tiempo" dijo enfadada "una eternidad"

"No seas insolente con la abuela" le dijo Marsali deteniéndose en su camino a la cocina desde la imprenta con un trozo de queso para Fergus. "Cállate y se agradecida"

Joannie gimió y se retorció y le sacó la lengua a su madre cuando se hubo marchado, pero la metió avergonzada cuando vio que la miraba con una ceja levantada

"Lo sé" dije con simpatía. Mantener una compresa templada sobre un orzuelo durante diez minutos podía parecer una eternidad. Especialmente si lo habías hecho seis veces al día durante los últimos dos días. "Quizás puedas pensar en algo para pasar el tiempo. Podrías recitarme la tabla de multiplicar mientras yo muelo la raíz de valeriana"

"Oh, abuela!!!" dijo exasperada, y me reí.

"Aquí tienes" le dije entregándole la cataplasma caliente "¿Sabes alguna canción?"

Exhaló taciturna con las pequeñas fosas nasales dilatadas

"Desearía que el abuelo estuviera aquí" dijo "Me podría contar una historia" La nota de acusación comparativa estaba claramente implícita en su voz

"Deletrea hordeolum para mí y te contaré la historia de la esposa del caballo de agua "le sugerí, lo que hizo que abriera el ojo sano con interés

"¿Qué es un hordeolum?"

"Es el nombre científico de orzuelo"

"Oh" parecía impresionada, arrugó la frente concentrándose y pude ver como movía los labios mientras decía las sílabas. Tanto Joanie como Felicité eran buenas deletreando, habían jugado con las tipografías de plomo desde que eran pequeñas y les encantaba retarse con nuevas palabras

26 de febrero de 2014

Adelanto de "Written in My Own Heart's Blood" (Octavo Libro)

La publicación original en inglés se encuentra en la página de Facebook de Diana Gabaldon
 
‪#‎moby‬ ‪#‎laimportanciadeunnombre‬

"¿Sassenach, tienes alguna idea de cuánto tiempo podría tomar? preguntó Jamie sacando su bolsa para pagar al portador de la silla.

"Si está muerto, no llevara mucho tiempo" respondí sacudiendo mis faldas para ponerlas en orden "Si no lo está, entonces podría tomar toda la noche"

"Sí. Espere un poco entonces" le dijo al portador que me miraba boquiabierto. "Si no salimos en diez minutos, es libre para marcharse"

Tal era la fuerza de la personalidad de Jamie, lo que hizo que el resto ni siquiera se diera cuenta que eran completamente libres para irse en ese mismo momento si querían, y se limitaron a asentir dócilmente cuando el me cogió del brazo y me llevó escaleras arriba.

Nos esperaban, la puerta se abrió cuando las botas de Jamie resonaron en la piedra de la escalera, y Peggy Shippen se asomó, alarmada y curiosa por partes iguales. Evidentemente, el Sr. Bledsoe no estaba muerto.

"¿Sra. Fraser?" dijo parpadeando con la cabeza ladeada "Er.....quiero decir.... ¿es la Sra. Fraser? El Gobernador Arnold dijo....."

"Es la Sra. Fraser" contestó Jamie adelantándose "Se lo aseguro, joven. Estoy en disposición de saberlo"

"El es el Sr. Fraser" informé a la joven dama, quien le estaba mirando claramente desconcertada "Probablemente era Lady John Grey la última vez que me vio" añadí tratando de restar importancia comportándome con naturalidad "Pero en efecto, soy Claire Fraser ahora. Eh..... todavía. Una vez más, quiero decir. ¿tengo entendido que su primo.......?"

24 de febrero de 2014

Prólogo de la futura historia sobre el Maestro Raymond



Este adelanto fue publicado el 1 de Noviembre 2012, en la página de Facebook de Diana Gabaldon. Es lo que será la futura historia del Maestro Raymond. Todavía no hay un libro escrito, solo el prólogo del mismo.


 
©DIANA GABALDON2012

Prólogo

En la temporada de frío, cuando el aire se torna gélido y las arañas mueren, llega un momento de escasez. Los días son cortos, por lo que toda la luz está concentrada, apretada entre el amanecer y la oscuridad. Esta es la razón por la cual la luz es diferente, y cada cosa tiene una sombra. Aquí es cuando los otros mundos se juntan, y las barreras entre ellos de tornan delgadas. Dicen que en estos momentos hay que tener cuidado, ya que podrías caminar a través de una telaraña sin darte cuenta, y encontrarte a tí mismo en otro lugar. Hay más de uno de estos "otros mundos", nadie sabe cuántos. Algunos animales pueden verlos, los perros a veces se quedan mirando un espacio en blanco en la pared de una cueva, y se les ponen  los pelos de punta ante lo que ven. A veces, creo que yo también lo veo.

Adelanto: La historia de los padres de Jamie. Sin título aún.


La publicación original proviene de Compuserve, el foro literario que frecuenta Diana Gabaldon hace más de veinte años, aquí les dejo el enlace, en inglés. Y también fue publicada en la página de Facebook de Diana, aquí.

©DianaGabaldon

-¿Lo has hecho alguna vez? -preguntó ella con suspicacia-.

-Ah…-El lo había hecho antes. Más o menos. Una vez. Y no tenía intención de admitirlo-.¿Y tú?


Sus ojos se abrieron como girasoles.


-Oh, sí -dijo ella-, con mi hermano Dougal.


-¿QUÉ?- Se echó hacia atrás sintiendo que su corazón se detenía. Ella se encorvó hacia adelante haciéndose una bola, riendo como una loca una y otra vez.


-Tú… -dijo él señalándola con el dedo-, eres una maldita pequeña bruja, Ellen Mackenzie.


-Oh, quizás, -seguía riendo pero paró cuando vio la expresión de su rostro-. No me creíste, ¿verdad?


-¡Claro que no!  -¡Claro que no! Aún así, Dougal Mackenzie… la gente decía…-


Ellá soltó un bufido


-¿No crees que sea virgen?


Él perdió la paciencia


-Bueno, ¿lo eres?


-Lo sabrás en un minuto. -Se tumbó boca arriba, con los puños apretados a cada lado, y los ojos cerrados-.


Él la miró por un instante frotándose la barbilla ¿Qué esperaba ella exactamente que hiciera?

Ella abrió un ojo. -¿No quieres yacer conmigo?


-Bueno, realmente no puedo…quiero decir…Contigo tumbada así…., -hizo un gesto de impotencia señalándola-.


-Oh.  -Abrió las piernas, tensando la tela de su falda-. ¿Así está mejor?


-Sí, mucho mejor, -dijo secamente-. Siéntate, pequeña fresca y bésame.


Ellen se sentó, pero con cautela. Se mantuvo quieta, y levantó el mentón, y él pudo ver como le latía el corazón, una simple pulsación en la piel de la garganta. Con un vuelco en el suyo se dio cuenta que ella tenía miedo y moriría antes de admitirlo.


Él extendió una mano cautelosamente, ahuecándola en su mejilla, con la misma suavidad como para sacar un polluelo de su nido. Ella cerró los ojos y se lamió el labio inferior con una especie de tic nervioso. Después frunció los labios y el ceño en un gesto de concentración.


Él no podía creerlo. Pero de cualquier forma preguntó.


-¿Y nunca has besado a nadie?


-Bueno, a mi madre,  -dijo con el ceño todavía fruncido y los ojos cerrados-. Házlo de una vez, entonces.


Él retiró la mano de su mejilla y se masajeó la cara con ambas palmas. 


-Jesús, María y José, protégenos,  -murmuró-. Estaba empezando a darse cuenta que el robo de Ellen Mackenzie no era un asunto sencillo como había supuesto.

-¿Por qué nadie te ha besado aún? -demandó-.

-Porque mi padre o mis hermanos hubieran castrado al que se atreviera a intenarlo, -contestó, abriendo los ojos y mirándolo fijo-. Malcolm Grant sí trató, sin embargo, y quién le dijo que lo castraría fui yo.

-Eso lo detuvo, ¿verdad? -Ella notó el escepticismo en su voz  y afinó la mirada-.

-Sí, claro que sí, -dijo, y percibió un nuevo tono en su voz-. Ella ya no bromeaba, si es que alguna vez lo había hecho.

-Me pidió que lo acompañara a una caminata por el jardín, y Colum me lanzó una mirada que significaba que debía hacerlo, entonces fuí. Una vez que estuvimos fuera de la vista de todos, me tomó del brazo y me informó que estaba arreglado entre él y Colum, y que debería casarme con él. Luego trató de besarme y lo empujé para alejarlo. El pensó que yo era tímida, y lo intentó nuevamente, y fue cuando tomé mi sgian dhu de mis ropas y le dije que lo castraría si intentaba eso de nuevo, y que lo pensara dos veces si creía que yo me casaría con él contra mi voluntad.

El recordó la forma en que se veía ella, saliendo abruptamente del jardín, y tragó saliva.

-¿Y luego qué? -preguntó-.

Ella lo miró brevemente y alejó la vista. Tenía el rostro enrojecido, y el movimiento en su garganta más pronunciado. 

-El me dijo -contestó entre dientes-, que era hora que aprendiera a obedecer. Y le dije que no le correspondía a él hablarme de esa manera, y él contestó, -sus ojos brillaban oscurecidos por la ira-, que yo me convertiría en su esposa, y que lo haría aquí y ahora.

Grant la había tomado de ambas muñecas, pero tuvo que soltar una mano para poder luchar con la falda de Ellen. Y ella lo rasguñó en los ojos con su mano libre, logrando liberar su otra mano y produjo un sonido de lo que parecía una amenaza creíble.

-Sin embargo, logró escaparse, -dijo, recordando con el ceño fruncido-. Y logré correr.

Un incómodo pensamiento lo invadió, al escuchar el relato.

-Escúchame, a nighean ruaidh" -dijo-, y ella se tensó un poco. Tomó aire, pero debía decirlo. -Me pediste que te trajera conmigo, ¿porque no quieres ser la esposa de Malcolm Grant, y pensaste que yo lo haría? ¿O me querías a mí? Porque, déjame decirte la verdad, muchacha, no te desvirgaré, sólo porque estás enojada con Grant.

¿Estaba él tan loco cómo le había dicho Murtagh? Loco en confiar en ella, y mucho más loco aún por haberla llevado consigo.

Comenzaba a darse cuenta de la enormidad de lo que había hecho.

Nombres de los capítulos del libro 8 al día de hoy



NO SE OLVIDEN DE FIRMAR LA PETICION PARA EDITORIAL PLANETA. HACER CLICK AQUI.



"Written in My Own Heart's Blood" ©DIANA GABALDON



Nombre de los capítulos y secciones hasta hoy.
Traducción al español: Patricia Ransom y Sassenach Wench.



Sección I: Relámpago

Sección II: Una Ayuda Inesperada

Sección III: Una Espada Nueva Hecha de las Cenizas de la Forja

Sección IV: Día de Batalla

Sección V: Contando Narices

Sección VI: Los Lazos que Unen

Sección VII: Búsqueda y Rescate





 Capítulo 1: Un quintal de Piedras

Capítulo 2: Sucio bastardo

Capítulo 3: En la que las mujeres, como de costumbre, recogen los pedazos

Capítulo 4: No hagas preguntas de las cuales no quieres oír las respuestas

Capítulo 5: Las pasiones de los hombres jóvenes

Capítulo 6: Bajo mi protección

Capítulo 7: Las consecuencias no deseadas de las malas acciones

Capítulo 8: Homo est obligamus aerobio ("El hombre es un aerobio obligado" - Hipócrates)

Capítulo 9: Una marea en los asuntos de los hombres

Capítulo 10: La Venida del Espíritu Santo sobre un Discípulo Renuente


Capítulo 11: ¡Recuerden a Paioli!

Capítulo 12: Eine Kleine Nachtmusik ("Pequeña Serenta Nocturna" de Mozart, Serenata nro 13)

Capítulo 13: Aire Matinal Inundado de ángeles

Capítulo 14: Trueno Incipiente

Capítulo 15: Un Ejército en Marcha

Capítulo 16: Lugar para secretos

Capítulo 17: ¡Libertad!

Capítulo 18: Sin nombre, sin hogar, indigente y muy borracho 

Capítulo 19: Medidas desesperadas
 

Capítulo 20: De coles y reyes


Capítulo 21: Malditos Hombres 

Capítulo 22: Amenaza de tormenta

Capítulo 23: En el que la señora Figg Nos da una Mano

Capítulo 24: Grata frescura ante el calor, consuelo en medio de la aflicción

Capítulo 25: Dénme la libertad


Capítulo 26: Un paso hacia la oscuridad

Capítulo 27: Nada es tan difícil pero la búsqueda lo encontrará
 
Capítulo 28: Más frío, más caliente
 
Capítulo 29: Regreso a Lallybroch
 
Capítulo 30: Luces, Acción, Sirenas
 
Capítulo 31: El brillo de los ojos de un caballito balancín

Capítulo 32: "Los muchos hombres que tropiezan en el umbral saben de antemano que el peligro acecha dentro"

Capítulo 33: Es mejor dormir en una piel sana

Capítulo 34: Santuario

Capítulo 35: An Gearasdan (Nombre Gaélico usado para Fort William)


Capítulo 36: El olor de un extraño

Capítulo 37: Cognosco te (Te conozco, en latín)

Capítulo 38: El Número de la Bestia

Capítulo 39: El Hombre Ahorcado

Capítulo 40: Angeles Desprevenidos

Capítulo 41: En el que un montón de cosas convergen

Capítulo 42: Todo mi Amor

Capítulo 43: Apparición

Capítulo 44: Anfisbena

Capítulo 45: La Cura de las Almas  


Capítulo 46: Dime, Niño Jesús ...

Capítulo 47: Algo apropiado con lo que ir a la guerra

Capítulo 48: Sólo por el placer de hacerlo

Capítulo 49: Principio de Incertidumbre

Capítulo 50: El Buen Pastor

Capítulo 51: Apretando

Capítulo 52: Sueños de morfina

Capítulo 53: Pillado en desventaja

Capítulo 54: En el que me encuentro con un nabo

Capítulo 55: Vírgenes vestales

Capítulo 56: Papista apestoso

Capítulo 57: No entres dócilmente en esa buena noche (Nota: Don´t go gentle into that good night Poema de Dylan Thomas.)

Capítulo 58: Campamento militar

Capítulo 59: Un descubrimiento en las filas

Capítulo 60: Cuáqueros y oficiales de intendencia

Capítulo 61: 3 métodos viscosos

Capítulo 62: A la mula no le gustas

Capítulo 63: Un uso alternativo para una jeringa de pene

Capítulo 64: Trescientos Uno

Capítulo 65: Mosquitos

Capítulo 66: Pintura de guerra

Capítulo 67: Buscando cosas que no están ahí

Capítulo 68: Salir en la oscuridad

Capítulo 69: Al alba

Capítulo 70: Un simple piojo

Capítulo 71: Folie à Trois

Capítulo 72: Pantanos y enredos

Capítulo 73: El peculiar comportamiento de una tienda

Capítulo 74: El tipo de cosas que hacen temblar y sudar a un hombre

Capítulo 75: El pomar

Capítulo 76: Los peligros de la rendición

Capítulo 77: El valor del color Sienna intenso

Capítulo 78: En el lugar equivocado en el momento equivocado

Capítulo 79: Momento crucial

Capítulo 80: Padre Nuestro

Capítulo 81: Entre las lápidas

Capítulo 82: Incluso la gente que quiere ir al cielo no quiere morir para ir allí

Capítulo 83: Puesta de sol

Capítulo 84: Anochecer

Capítulo 85: El largo camino a casa

Capítulo 86: En el que la aurora trae una multitud

Capítulo 87: La salida de la luna

Capítulo 88: Una bocanada de Roquefort

Capítulo 89: Un día eres el gallo del gallinero al día siguiente un plumero

Capítulo 90: Es un niño sabio el que conoce/reconoce a su padre

Capítulo 91: Llevando la cuenta

Capítulo 92: No permitiré que estés sólo

Capítulo 93: La casa de Chestnut Strett

Capítulo 94: Opinión colectiva

Capítulo 95 : El Cuerpo Eléctrico

Capítulo 96 : No hay escasez de pelo en Escocia

Capítulo 97 : Un hombre para hacer un trabajo de hombres

Capítulo 98 : El Muro

Capítulo 99 : Radar

Capítulo 100: ¿Son aquellos tus animales?

Capítulo 101: Sólo una oportunidad

Capítulo 102: Postparto

Capítulo 103: Solsticio

Capítulo 104: El súcubo de Cranesmuir

Capítulo 105: No es muy buena persona

Capítulo 106: Un hermano de la logia

Capítulo 107: El cementerio

Capítulo 108: La realidad es aquella que, aunque dejes de creer en ella, no desaparece

Capítulo 109: Frottage

Capítulo 110: Los sonidos que componen el Silencio


Capítulo 111: Una masacre lejana

Capítulo 112: Inquietante luz del día

Capítulo 113: Gracias por el pescado


Capítulo 114: Creer es una apuesta sabia


Capítulo 115: Iremos de caza


Capítulo 116: En el brezo


Capítulo 117: La segunda ley de termodinámica


Capítulo 118: "!Ay, pobre Yorick!"


Capítulo 119: A Crakling of Thorns / Un crujido de espinas*


Capítulo 120: Caminar sobre carbones


Capítulo 121: Tierra sagrada



* Capítulo 113. Hasta luego, y gracias por el pescado ("So Long, and Thanks for All the Fish") (1984, ISBN 0-345-39183-7) es la cuarta entrega de Douglas Adams de su serie de novelas The Hitchhiker's Guide to the Galaxy. El título del libro se basa en los hechos extraños que ocurrieron con los delfines antes de la destrucción de la tierra por los vogones para la construcción de una autopista hiperespacial; además, en el libro se mostrara un nuevo personaje importante en la vida de Arthur.

*Capítulo 114. Es una cita de Pascal
Belief is a wise wager. Granted that faith cannot be proved, what harm will come to you if you gamble on its truth and it proves false? If you gain, you gain all; if you lose, you lose nothing. Wager, then, without hesitation, that He exists. Blaise Pascal quotes
La creencia es una puesta acertada. Pero reconozco que la fe no se puede probar ¿qué daño te hará apostar por la verdad y se prueba que es falsa? si ganas, lo ganas todo, si pierdes, no pierdes nada. Apuesta entonces sin vacilar, que él existe. Blaise Pascal.

*El capítulo 115 es el título de una canción infantil en inglés. "A hunting we will go"

*Capítulo 117: La segunda ley de termodinámica: La cantidad de entropía del universo tiende a incrementarse en el tiempo.

*Capítulo 118: Yorick, es el dueño de la calavera que sostiene Hamlet. 

*He dejado el título del capítulo 119 en inglés porque es el título de un libro de poemas de John Hollander, publicado en 1958. Sería algo así como Un crujido/crepitar de espinas.

*Capítulo 120. En algunos pueblos de España se suele hacer en San Juan, durante el solsticio de Verano.

23 de febrero de 2014

Adelanto de "Written in My Own Heart's Blood" (Octavo Libro)

 
 
Publicación original en la página de Facebook de Diana Gabaldon.
 
‪#‎moby‬ ‪#‎búsqueda‬

Roger se dirigió trabajosamente hacia el paso de montaña, murmurando (como lo había hecho durante los últimos kilómetros)

"Si hubiéramos visto éste camino antes de que se hiciera, daban ganas de elevar las manos al cielo y bendecir al General Wade"

El General irlandés Wade había pasado doce años construyendo cuarteles, puentes y carreteras por toda Escocia, y si éste pequeño trabajo no había sido tallado en piedra, debería serlo, pensó Roger. Había cogido una de las carreteras del General cerca de Craig na Dun, y le había llevado tan rápido como el pudiera caminar a unas pocos kilómetros de Lallybroch

Los últimos kilómetros, sin embargo, no habían gozado de la atención de Wade. Un camino rocoso, salpicado de ciénagas y densamente cubierto de brezo y tojo te conducía a través del paso y protegía Lallybroch.Las laderas más bajas estaban sembradas con hayas, alisos y robustos pinos de Caledonia, pero más arriba no había ni sombra ni cobijo, y un fuerte viento frío te golpeaba mientras subías.

¿Podría Jem haber llegado tan lejos si hubiera escapado? Roger y Buch habían estado tiempo alrededor de Craig na Dun, esperando que quizás Cameron parara para descansar después del esfuerzo del viaje, pero no había ninguna señal, ni siquiera la huella de una zapatilla de talla 4 en el barro. Roger se había dado prisa parando a llamar a la puerta de cualquier granja que se encontrara, pero no había muchas en el camino

Su corazón latía con fuerza y no sólo por el esfuerzo de la subida. Cameron les llevaba un día de ventaja por lo menos. Si Jem no se había dirigido a casa, entonces.... Cameron no había llegado a Lallybroch. pero, ¿dónde habría ido? quizá siguiendo el camino en buen estado, girando diez millas atrás y al Este, quizá en territorio de los Mackenzies, pero, ¿por qué?

"!Jem!" gritó una y otra vez por donde pasaba, a pesar de que los páramos y montañas estaban vacíos a salvo por el susurro de los conejos y los armiños, y silencioso a excepción del chillido de los cuervos y de alguna gaviota en lo alto, signo del mar distante.

"!Jem!" gritó como si pudiera obligar una respuesta por pura necesidad, esa necesidad que le hacía imaginar un grito de respuesta que cuando se paraba analizar se daba cuenta que había sido el viento. Sólo el viento, gimiendo en sus oídos, entumeciéndole. Podía caminar a penas a diez pasos de Jem y no verle, y el lo sabía.

22 de febrero de 2014

Adelanto de "Written in My Own Heart's Blood" (Octavo Libro)

 
 
Publicación original en la página de Facebook de Diana Gabaldon.
 
 ‪#‎moby‬ ‪#‎preocupaciónfraternal‬

John Grey puso sus castigados pies en la palangana, con los dientes apretados a la espera de la sensación que le produciría, sin embargo notó que solamente le producía un pequeño dolor, a pesar de la piel desgarrada y de las ampollas abiertas.

"No es agua caliente, ¿verdad?" preguntó inclinándose hacia adelante para mirar.

"Aceite dulce" contestó su hermano, relajando su cansado rostro un poquito. "Y es mejor que esté templado, no caliente, o mi asistente será crucificado al amanecer"

"Estoy seguro que el hombre está temblando. Por cierto, gracias" añadió tímidamente. Estaba sentado en el catre de Hal, su hermano se sentó en el arcón, vertiendo algo de una cantimplora en una de los desgastadas copas de peltre que le había acompañado durante décadas

"De nada" dijo Hal dándole una copa. "¿Qué demonios le pasó a tu ojo? ¿y tienes el brazo roto? he llamado al médico, pero puede que tarde" Hizo un gesto con la mano abarcando el campamento, la batalla reciente y el continuo flujo de heridos que llegaban

"No lo necesito. El brazo solo está magullado. Y el ojo.....Jamie Fraser"

21 de febrero de 2014

Adelanto de "Written in My Own Heart's Blood" (Octavo Libro)

 
 
 
Publicación original en la página de Facebook de Diana Gabaldon.
 
#‎moby‬ ‪#‎técnica‬

Ésta noche algo un poco diferente, hemos tenido una discusión en la comunidad de libros y escritores Compuserve (mi viejo lugar de reunión) sobre la utilización de diferentes puntos de vista en un libro. Esto es algo que hago habitualmente , por eso puse mi granito de arena:

".... en otras palabras, si frecuentemente les vas a cambiar el punto de vista (a los lectores), es mejor utilizar un párrafo de enganche para utilizarlo en el siguiente punto de vista. Simplemente para entretenimiento, aquí están los primeros párrafos de las primeras escenas en una de las secciones de MOBY (no creo que contengan muchos spoilers)"

Aunque no estés en el oficio de escribir, pensé que podrías disfrutar de la variedad de DL

(Nota: solo para aclarar: cada párrafo que viene a continuación es el inicio de escenas diferentes. No son de la misma escena)

Excerpts, WRITTEN IN MY OWN HEART'S BLOOD
Copyright 2014 Diana Gabaldon

1. Ian había estado el día anterior sobre el terreno, explorando "había sido un acierto" dijo en voz baja. Era de noche, y debía ir con precaución y mantenerse en el camino. No quería poner en riesgo las patas de su caballo en el terreno escabroso antes de que tuviera que hacerlo, y el cielo estaría completamente iluminado para entonces.

2. Los hombres yacieron armados toda la noche, por orden de Sir Henry. Aunque literalmente no estuvieran tumbados sobre un mosquete o una caja de pólvora, había algo que te hacía permanecer alerta cuando se duerme con un arma tocando tu cuerpo, dispuesto a despertarte en un segundo.

3. Eran quizás las cuatro de la madrugada. O, como las tropas británicas armadas de mi propio tiempo llamaban, antes del amanecer (antes del pedo de gorrión). Tuve nuevamente esa sensación temporal de confusión, recuerdos de otra guerra regresaron como una neblina repentina entre mi trabajo y yo, luego desaparecieron un instante, dejando el presente nítido y vivo como una diapositiva. El ejército se movía.

4. Jamie se dirigió a sus compañías que esperaban dispersas cerca del río. El aliento del agua y la niebla creciente le reconfortaron, manteniéndole envuelto un poco más en la paz de la noche, y la profunda sensación de sus seres queridos sobre sus hombros. Le había dicho a Ian Mór que permaneciera junto a Ian Óg, como era correcto, pero todavía tenía la sensación de que había tres hombre con él.

5. Até a Clarence a un gancho y me dirigí a mi tienda, menos preocupada aunque todavía nerviosa. Cualquier cosa que pasara iba a ser rápido y sin advertencia. Fergus y Germain habían ido a buscar el desayuno, deseaba que regresaran antes de que yo tuviera que irme, porque cuando llegara el momento tendría que irme, sin importar mis reservas de abandonar a un paciente. Cualquier paciente.

6. Había pasado apenas una hora del amanecer y sin lugar a dudas sería nuevamente un día caluroso, pero por el momento, el aire continuaba fresco y tanto William como Goth estaban contentos. Se abrieron camino entre la gran masa de hombres, caballos, armas y toda clase de impedimentos típicos de una guerra, silbando "El rey se divierte de nuevo"

7. Fergus me trajo una salchicha y una tacita de café, un maravilloso café real. "Milord la llamará en breve" dijo entregándomelos

8. Corrí tras Germain con mi bolsa médica colgada de mi hombro, llena de botellas y una caja extra de instrumental y suturas bajo mi brazo. Con las riendas de Clarence en mi mano y la mente tan agitada que difícilmente podía ver a donde me dirigía.

9. El Marqués de La Fayette les esperaba, con la cara enrojecida y los ojos brillantes por la expectación. Jamie no pudo dejar de sonreír cuando vio al joven francés levantándose con su glorioso uniforme con el interior de seda roja. A pesar de su juventud y de ser francés no era un joven inexperto. Le había hablado a Jamie sobre la batalla del año anterior donde había sido herido en la pierna, y como Washington le había insistido en que se tumbara de lado y le envolvió en su propia capa. Gilbert idolatraba a Washington, quien no tenía hijos propios y estaba claro sentía un profundo afecto por el pequeño marqués.

10. Había tres arroyos que atravesaban y cortaban el terreno. Donde la tierra era blanda, el agua había profundizado el terreno formando un barranco con unas orillas de espesos arbolitos y matorrales. Un granjero con el que había hablado el día anterior mientras exploraba le había dicho su nombre, Dividing Brokk, Spotswood, Middle Brook y Spotswoos North Brook, pero Ian no estaba seguro de cuál era cuál.

20 de febrero de 2014

Adelanto de "Written in My Own Heart's Blood" (Octavo Libro)

 
 
Publicación original en la página de Facebook de Diana Gabaldon.
 
 ‪#‎moby‬ ‪#‎calentándose‬

"¿Estás ocupado?" La legión británica había estado luchando, William podía oler el humo y a un par de hombres con lo que parecía heridas menores que estaban sentados frente al granero, con los uniformes manchados de sangre. Las puertas del granero estaban abiertas, con la tierra pisoteada y manchada de estiércol, se preguntò por un momento si el granjero había dirigido el mismo el ganado lejos, o si alguno de los ejércitos había cogido los animales.

"No lo suficientemente ocupado" contestó Tarleton leyendo la nota "Sin embargo, esto puede ayudar. Vamos a ser reforzados por lord Cornwallis" Estaba enrojecido por el calor y el cuero cortaba claramente su grueso y musculoso cuello, pero parecía muy alegre por este proyecto.

"Bien" dijo Willian, preparándose para girar y marcharse, pero Tarleton le detuvo alzando la mano. Guardó el despacho en el bolsillo junto con el pañuelo verde.

"Ellesmere...... vi anoche con una sabrosa pieza, en la cola de abastecimiento" dijo Tarlenton se chupó el labio inferior por un momento y lo soltó al instante, rojo y mojado "Muy sabrosa, y una dulce hermana con ella también, aunque no lo bastante madura para mi" William alzó las cejas sintiendo la tensión en los muslos y los hombros.

"Le hice una oferta" dijo Tarlenton de forma descuidada pero mirando las manos de William. William las relajó haciendo un esfuerzo "La declinó.....¿ dijo que era tuya?" Esto último lo dijo como una pregunta aunque no lo era

"Si su nombre es Jane" contestó William escuetamente "ella y su hermana viajan bajo mi protección"

La mirada burlona de Tarleton se convirtió en regocijo abiertamente

"Tu protección" repitió. Sus labios carnosos se crisparon "Creo que dijo que su nombre era Arabella..... quizá estamos hablando de dos chicas distintas"

"No" Willian no quería mantener esta conversación y recogió sus riendas "!Ni se te ocurra tocarla!"

Fue un error, Tarleton nunca dejaba pasar un reto. Sus ojos brillaron y Willian se preparó, con las piernas abiertas.

"Lucha por ella" dijo

19 de febrero de 2014

Adelanto de "Written in My Own Heart's Blood" (Octavo Libro)

 
 
Publicación original en la página de Facebook de Diana Gabaldon.
 
 ‪#‎moby‬ ‪#‎nerviospreviosalabatalla‬

Los hombres se habían acostado armados durante toda la noche, como Sir Henry había ordenado. Aunque realmente no te tumbaras sobre un mosquete o caja de cartuchos, había algo en dormir con una arma tocando tu cuerpo que te hace permanecer alerta, dispuesto a despertarte en un segundo.

Willian no tenía armas con las que tenderse, y no necesitaba despertarse, porque no había dormido pero no por ello estaba menos alerta. Él no lucharía, y lo lamentaba profundamente, pero estaría dentro.

Todavía no se divisaba el amanecer, pero podía sentir el sol allí, justo debajo del horizonte, levantándose lentamente para dominar el día. El pensamiento le trajo el recuerdo vívido de la ballena que había visto durante su viaje a América, una sombras oscura en el costado del barco, difuminada por el cambio de luces sobre las olas, y luego, poco a poco, la gran masa saliendo, maravillándose y quedándose sin aliento al verla por completo, tan cerca, tan grande de repente

Abrochó sus ligas y tiró de ellas para ajustarlas antes de cerrar las bandas de las rodillas y tirar de sus botas altas. Al menos tenía su gorguera para dar un toque de ceremonia a la engorrosa tarea de vestirse. La gorguera, por supuesto, le recordó a Jane , ¿es que nunca iba a ser capaz de usarla sin pensar en la maldita chica y en los recientes acontecimientos?

Lamentó no haber aceptado su ofrecimiento, y todavía lo lamentaba. Podía oler su aroma, almizcle y suave, como si pusiera la cara en una piel tupida. Su comentario todavía le dolía, y resopló poniéndose la chaqueta sobre los hombros. Quizá lo pensaría de nuevo antes de llegar a Nueva York......

Estos vagos pensamientos fueron interrumpidos por la aparición de un ayudante de Sir Henry, que asomó la cabeza por la puerta de la tienda con gran agitación.

"Oh, aquí está, Ellesmere. Esperaba encontrarle....aquí" arrojó una nota doblada en dirección a William y desapareció

William volvió a resoplar y la recogió del suelo. Thompson y Merbling habían marchado, tenían tropas por inspeccionar y mandar; los envidiaba amargamente.

Era del General Sir Henry Clinton, y le golpeó en el estómago "........ en vista de su peculiar situación, considero que es mejor que se quede con el personal de administración hoy......."

"Stercus!" dijo, encontrando el alemán insuficiente para describir sus sentimientos "Excrementum obscaenum! Filius mulieris prostabilis!"

Le oprimía el pecho, la sangre le latía en sus oídos, y quería golpear algo. Era inútil apelar a Sir Henry, lo sabía bien. Pero pasar el día dando taconazos en la tienda del secretario, ¿para qué quería que estuviera allí si no se le permitía llevar despachos, o incluso el humilde trabajo de guiar el campamento de los seguidores y lealistas?
¿Por qué tenía que ir a buscar la cena de los oficiales o mantener una antorcha en cada mano al oscurecer, como si fuera un puto candelabro?"

18 de febrero de 2014

Adelanto de "Written in My Own Heart's Blood" (Octavo Libro)

 
 
Publicación original en la página de Facebook de Diana Gabaldon.
 
 ‪#‎moby‬ ‪#‎detalpalotalastilla‬

"Um..... entonces, ¿vio a Dottie?"

"Sí" contestó él brevemente "Estaba con Henry cuando llegué ayer, y vestía la prenda más insólita. Evidentemente el hombre con el que ella considera que está comprometida es un cuáquero, y ella declara que se ha convertido también"

"Entiendo" murmuré "Usted....er..... ¿no lo sabía?"

"!No! y tengo un par de cosas que decirle a John sobre su cobardía por no contármelo, y sobre las imperdonables maquinaciones de su hijo....." La cólera del discurso le ahogó literalmente, y tuvo que parar y toser, con los brazos alrededor de sus rodillas para estabilizar los espasmos.

Cogí el abanico que había dejado sobre la mesa anteriormente y le dirigí un poco de humo del brasero a la cara. Abrió la boca, tosió un poco más fuerte y luego se calmó, respirando con dificultad

"Le dije que no debería excitarse, pensando que había la más mínima posibilidad de que me escuchara" remarqué tendiéndole una taza de café con la infusión de efedra "Beba esto. Despacio"

"Y en relación a John" continué viéndole como hacía muecas por el sabor amargo. "Pensó escribirle cuando descubrió las intenciones de Dottie. Finalmente no lo hizo porque pensó que podría ser sólo un capricho pasajero, y cuando se diera cuenta de la realidad de Denny.... er.,.... de su prometido el Dr. Hunter..... o de su tipo de vida, ella se lo pensaría mejor. Y de esta manera, no habría necesidad de alarmarlo a usted o a su esposa. Él nunca pensó que usted vendría aquí"

Hal tosió, después probó a respirar hondo

"Yo tampoco" dijo y puso la taza a un lado, tosió de nuevo y se tumbó sobre el montón de almohadas. "La Oficina de Guerra decidió mandar a mi regimiento para apoyar a Clinton cuando se decidió la nueva estrategia, no hubo tiempo para escribir"

"¿Qué nueva estrategia es esa?" pregunté ligeramente interesada

" Separar las colonias del sur de las del norte, aplastar las rebelión allí, y después someter al norte. Mantener a los malditos franceses fuera de las Indias Occidentales, también" añadió en el último momento "¿Piensa que Dottie podría cambiar de opinión?" su tono era escéptico pero esperanzado

"Ahora mismo, no" dije Me estiré y pasé los dedos por mi cabello húmero que caía por mi cuello y mis hombros y se empezaba a rizar ligeramente alrededor de mi cara "Me preguntaba a quien de ustedes, a su esposa o a usted, se parecía Dottie en testarudez, pero en el instante que lo conocí, lo tuve claro"

16 de febrero de 2014

Adelanto de "Written in My Own Heart's Blood" (Octavo Libro)



Publicación original en la página de Facebook de Diana Gabaldon

 ‪#‎moby‬ ‪#‎triage‬


"Sra. Fraser" dijo fríamente " "Estaba diciéndole a su amigo cuáquero que no hay ninguna habitación dentro de la iglesia para curanderas o...."

"Claire Fraser es el cirujano más hábil que jamás he visto operar!" contestó Denzell. Estaba rojo y encendido de cólera. "Va a hacer un gran daño a sus pacientes, señor, no permitiendo que ella...."

"¿Dónde obtuvo su formación, Doctor Hunter, qué está tan seguro de su opinión?"

"En Edimburgo" dijo Denny entre dientes "Fue entrenado por mi primo, John Hunter" Al ver que esta información no sorprendía a Leckie, añadió "y por su hermano, George Hunter, el partero de la reina"

Esto desconcertó un poco a Leckie, pero por desgracia también hizo que levantara la nariz

"Ya veo" dijo dirigiendo una breve mueca a ambos "Lo felicito, señor. Pero dudo que el ejército necesite un hombre mitad partera, quizá debería ayudar a su.... colega" y aquí el pequeño y pomposo cerdo dirigió su nariz a mí "con sus semillas y porciones, en lugar de...."

"No tenemos tiempo para esto"interrumpí con firmeza "El Dr. Hunter es un médico entrenado y un cirujano debidamente equipado del ejército continental, maldita sea usted no puede mantenerlo al margen. Y mi experiencia en la batalla, que aventuro sugerir que es más extensa que la suya, señor, es suficiente para continuar, va a necesitar todas las manos que pueda conseguir" Me giré hacia Denzell y le dirigí una larga mirada

"Tu deber está con los que te necesitan. Y el mío. Te hablé sobre el triage, ¿verdad? Tengo una tienda y mi propio instrumental y suministro quirúrgico. Voy a hacer el triage allí, con los casos menos importantes, y te mandaré a todos los que necesiten una cirugía mayor"

Dirigí una rápida mirada por encima de mi hombro, luego me volví hacia los dos hombres furiosos

"Será mejor que entres y seas rápido. Están empezando a acumularse"

No sólo era una expresión metafórica. Había una multitud de heridos bajo los árboles, unos cuantos hombres tendidos en camillas improvisadas y sábanas.... y un siniestro montón de cuerpos, de hombres que presumiblemente habían muerto a consecuencia de sus heridas, de camino al hospital

Afortunadamente, Rachel y Dottie aparecieron en ese momento, cada una de ellas arrastrando un pesado cubo de agua en cada mano. Dí la espalda a los hombre y fui a su encuentro

"Dottie, ven y ayúdame a poner las cuerdas de la tienda de campaña, ¿quieres?" Le dije tomando sus cubos "Y Rachel, ya sabes como distinguir un sangrado arterial, imagino. Ve y busca entre los hombres y tráeme a cualquiera de ellos que pienses que lo esté padeciendo."

15 de febrero de 2014

Adelanto de "Written in My Own Heart's Blood (Octavo Libro)

 
 
Publicación original en inglés en la página de Facebook de Diana Gabaldon.
 
 ‪#‎moby‬ #sinalientoenFiladelfia

"¿Dónde está mi sobrino?" preguntó Hal, capaz, finalmente, de hacer algo que no fuera respirar "Y además......¿dónde está mi hermano?"

"No lo sé" contesté, poniendo mi vaso en la bandeja de la Sra. Figg y cogiendo el suyo para rellenarlo "Realmente no mentía. Pero espero que vuelva pronto" Me pasé una mano por la cara y me alisé el pelo hacia atrás lo mejor que pude. Lo primero era lo primero. Tenía un paciente que atender

"Estoy segura de que John tiene tantas ganas de verle como usted. Pero....."
"Oh, lo dudo" dijo el duque. Sus ojos fueron lentamente desde mis pies descalzos hasta mi despeinado pelo, y se profundizó la mirada divertida. "Tiene que contarme..... cuando tenga tiempo..... como John se casó con usted"

"Un caso de desesperación" dije brevemente "Pero mientras tanto, debemos llevarle a la cama. Sra. Figg, está la habitación trasera......."

"Gracias, Sra. Figg" interrumpió el duque "No voy a ....necesitar....."Trataba de levantarse de la silla y no tenía suficiente aliento para hablar. Me acerqué a él y le dirigí mi mejor mirada de gobernanta.

"Harold" dije en un tono calmado "Soy algo más que su cuñada" El término me produjo una sensación extraña pero la ignoré. "Soy su médico, si no quiere......¿qué?" exigí. Me miraba con una expresión muy peculiar, una mezcla de sorpresa y diversión. "Me invitó a utilizar su nombre de pila, ¿no es así?"

"Sí" admitió. "Pero creo ,,,,que nadie....... me ha llamado así desde que tenía tres años" Me dedicó una sonrisa, una encantadora sonrisa muy suya. "La familia me llama Hal"

"Hal, entonces"contesté sonriéndole pero negándome a ser distraída. "Se vas a dar un agradable baño, Hal, y luego se va a ir a la cama"

Se echó a reír, aunque paró rápido jadeando. Tosió un poco con el puño cerrado bajo sus costillas , parecía inquieto. Se detuvo, se aclaró la garganta y me miró
"¿Usted piensa que yo.... tengo tres años. Cuñada. Tratando de mandarme.... a la cama sin merendar?" Se puso de pie con cuidado. Yo puse una mano en su pecho y le empujé.No tenía ninguna fuerza en las piernas y volvió a caer en la silla, sorprendido y ofendido. Y asustado, hasta entonces no se había dado cuenta, o al menos no había admitido, su propia debilidad.

14 de febrero de 2014

Outlander Kitchen: Entrevista a Theresa Carle-Sanders, autora del libro de cocina de Outlander.

Hace unas semanas, Theresa Carle-Sanders, el chef que lleva adelante Outlander Kitchen fue entrevistada por Paul Beilstein para el canal ShawTV, en Victoria, Canadá. Les dejo la transcripción al español de la nota, y extiendo mis felicitaciones a Theresa ante semejante logro.


¡Hm, qué sabroso! Y también es sorprendente, porque este Estofado Gitano tiene más de 200 años. Pero me estoy adelantando, retrocedamos un poco.

Conozcan al chef y escritora, Theresa Carle-Sanders. Ella ama cocinar.

Theresa: Así es, he amado cocinar durante toda mi vida.

Ella vive en la Isla Pender, Columbia Británica, Canadá; con su esposo Howard y su perro Koda.

Theresa: soy una isleña, y cuando nos mudamos aquí, mis amigos decían que no duraría, que era una chica de ciudad.

Viven aquí hace 12 años, desde que decidieron dejaron Vancouver

Theresa: Me había cansado

Dejó atrás responsabilidades que despreciaba, para responder al llamado de hacer algo que ama. También le fascina escribir en su blog, leer, viajar en el tiempo, preparar platos tomados de la ficción, y...AMA  ESCOCIA. En realidad, ella no viaja en el tiempo, pero la heroína Claire Randall, de la saga Forastera, sí lo hace. 

Theresa: Amo absolutamente esta saga, la leo una y otra vez. (Aquí lee un párrafo del capítulo 15 de Forastera):

"Seis semanas atrás, recogía flores inocentemente en una colina escocesa para llevárselas a mi esposo." ©DianaGabaldon

La historia es sobre Claire Randall, un enfermera durante la Segunda Guerra Mundial, quién accidentalmente viaja en el tiempo al pasado durante una segunda luna de miel con su esposo en Escocia.

"Ahora me encontraba en un cuarto de una posada rural, esperando a un esposo completamente diferente, a quien apenas conocía, con órdenes de consumar un matrimonio forzado a riesgo de perder mi vida y mi libertad." ©DianaGabaldon

Por cierto, Theresa recrea platos mencionados en libros de ficción. 

Theresa: Quiero que la gente vuelva a sentirse apasionada al cocinar. No creo que alguna vez sea capaz de escribir una buena novela, pero puedo escribir y hablar sobre comida todo el día.

Y los miles de fans no pueden esperar a saber que plato antiguo será el próximo que recree.

Theresa: (sobre Forastera) Es romance, ciencia ficción, el lenguaje es bellísimo.

¡Y hay comida!

Theresa: (lee un párrafo del capítulo 34 de Forastera)

"Fui cauta, pero nos recibieron abiertamente y nos (los gitanos) invitaron a compartir la cena. El aroma era delicioso —parecía un estofado— y acepté la invitación con entusiasmo." ©DianaGabaldon

Theresa extrae los platos de las páginas de los libros, como este Estofado Gitano, los ingredientes son simples, como caldo de carne, nabo, puerro, zanahorias y perejil.

"Tenía un sabor delicioso, ignoré las especulaciones de Murtagh en cuanto a la naturaleza del animal utilizado para el guiso." ©DianaGabaldon

Estofado Gitano OutlanderKitchen.com


Platos sabrosos con un toque contemporáneo, como los Bollos de Ortigas de Claire de "Atrapada en el Tiempo", Pastel de liebre que prepara Jenny en "Viajera", Huevos a la escocesa, de "Ecos del Pasado".

Bollos de Ortigas outlanderkitchen.com


Theresa: Algo que trato de hacer, es volver a incorporar las comidas tradicionales del lugar.

Theresa investiga tanto los libros como las referencias históricas, antes de dar vida a un plato, llevando a los fans de Forastera en un viaje a través del tiempo junto a Claire Randall. (Aquí lee un párrafo del capítulo 35 de "Tambores de Otoño")

"Todo lo que se come suele estar salado, preservado en grasa, si es que no está rancio;  o es fresco y entonces es una auténtica maravilla." ©DianaGabaldon

Theresa: Básicamente, es comida antigua, que yo modernizo. Platos de 250 años de antiguedad no son sabrosos para nosotros que vivimos en un mundo moderno.

Outlander Kitchen comenzó hace 3 años, con una caminata en el bosque.

Theresa: Tenía la idea de un pastel de carne muy particular que se mencionaba en unos de los libros, y pensé "guau, eso sería maravilloso de crear."

Diana Gabaldon también estaba encantada con la idea.

Theresa: Diana describe maravillosamente los platos a través de los 7 libros. Tomo lo que ella describe y a veces logro recrearlo exactamente como lo escribió, o lo uso como inspiración.

¿Estas son galletas de avena? ¿También están en los libros?

Theresa: Así es, se mencionan a través de todo el libro, es el sello de la Escocia del Siglo XVIII, y son galletas sin de gluten.

Hoy, Theresa dice que su vida es casi perfecta.

Theresa: Vinimos aquí en búsqueda de una vida más simple, para desacelerar un poco.

Ella escribe, cocina, y recrea platos de los libros.

Theresa: Cada mañana salto de mi cama y sé exactamente que es lo que voy a hacer; la mayoría de las veces, tiene que ver con la cocina, aunque también tiene que ver con mi serie de libros favorita.

Tal vez, ella sí ha viajado a través del tiempo al pasado.

Theresa: No puedo esperar nada más, de verdad.

Desde la Isla Pender, Paul Beilstein.